Compartir esto:

En este post te hablaré sobre todo lo que debes saber sobre tu fondo de emergencias. Ese dinero que necesitas tener guardado para una eventualidad.

índice fondo de emergencias

¿Qué es un fondo de emergencia?

Un fondo es una cantidad de dinero específicamente destinada para un fin.

En este caso, con un fondo de emergencia, el fin es cubrir económicamente una eventualidad fuera de nuestro control que afecta nuestra situación actual.

¿Para qué sirve un fondo de emergencia?

Tener una reserva sirve para dos funciones:

  • Prevenir gastos
  • No desbalancear nuestras finanzas

Una emergencia no tiene que ser necesariamente algo grave.

Muy probablemente tendremos “emergencias” cada uno o dos meses.

De eso bien te habrás dado cuenta cuando comenzaste tu registro de gastos.

Por eso, contar con esta reserva nos ayuda como prevención para no desbalancear nuestras finanzas.

Es una manera de prever los gastos no planeados y así mantener un equilibrio en nuestro presupuesto mensual.

¿Por qué debo de tener uno?

Ya repasamos cómo nos ayudaría tener uno, pero ¿sabes cómo te afectaría no tenerlo?

Imagina que sales de tu casa en tu auto, y al cruzar un semáforo te pega un coche.

Tu sales ileso, pero el cofre de tu coche quedó destrozado.

Tienes un seguro, así que eso lo cubrirá, pero piensa en todo lo que esto implica en cuanto a gastos.

Habrá que pagar por:

  • Deducible
  • Transporte mientras no tienes auto
  • Chequeo médico para ti
  • Asuntos legales
  • Tiempo de trabajo que tendrás que utilizar

Aunque pueda, o no, ser mucho dinero. La situación en sí, te pone en un desbalance del presupuesto que tenías inicialmente.

Simplemente porque es una situación que no tenías prevista y por lo tanto nunca la consideraste en tus gastos del mes.

Tener un fondo de emergencia lo que te da es tranquilidad.

 

¿Cómo empiezo?

Espero que en este punto ya te hayas convencido que necesitas uno, aunque probablemente no sepas por dónde empezar.

No te preocupes, porque es tan simple como seguir tres pasos.

¿Cómo hacer un fondo de emergencias?

Pasos para hacer un fondo de emergencias

1. Conocer cuánto gastas al mes

El costo de una emergencia está directamente relacionado con nuestros gastos habituales, ya que gastamos conforme a nuestro nivel de vida.

Si algo le pasara a tu refrigerador, querrás cambiarlo por uno mejor o igual, no por uno peor, ¿cierto?

Aunque no para toda eventualidad aplica esta regla, es nuestra mejor herramienta para calcular el tamaño de nuestro fondo.

En este otro post te explico cómo saber cuánto gastas al mes.

 

2. Calcular cuánto dinero debe haber en el fondo

Destina un mínimo de 3 meses de tus gastos mensuales.

Lo ideal, es que tengas lo equivalente a  6 meses de gastos en dicho fondo.

¿Por qué 6 meses?

Porque este lapso de tiempo es el promedio estimado que tarda un empleado en encontrar un nuevo trabajo.

Por lo que este dinero te mantendría durante el periodo de búsqueda de empleo.

Como freelance, tal vez no aplique para nosotros ya que no nos podemos “auto-despedir” ¿verdad?

Pero de cualquier modo, esta cantidad es una suma bastante realista de lo que nos podría costar un acontecimiento no previsto.

3. Ahorrar y llenar el fondo

Es importante que recuerdes destinar la cantidad mensual de gastos y no de ingresos.

De esta manera, será mucho más fácil y alcanzable tu meta de los 6 meses.

En la medida de tus posibilidades decide cuánto y cada cuándo meterás dinero a este fondo.

En este otro post, te explico cómo ahorrar siendo freelance.

 

¿Dónde debo guardar el dinero de mi fondo para emergencias?

Debes tener en mente que este dinero que ahorraste es para asuntos urgentes, por lo tanto, debes tener disponibilidad inmediata de él.

No es dinero para invertir a largo plazo, pero no por eso lo ideal es guardarlo debajo del colchón.

Muy probablemente en otro post te explique porqué.

Este dinero debes tenerlo en una cuenta de banco con liquidez diaria.

¿Qué es eso?

Una cuenta de ahorro donde puedas disponer en su totalidad de esta cantidad 24/7

Es decir, que puedas sacar de un cajero hasta el último centavo, en el momento que tú así lo decidas.

¿Por qué no debo guardarlo “en el colchón”?

Si necesito este dinero disponible de inmediato, suena lógico guardarlo en mi casa donde pueda disponer de él si quiero.

Pero que tu casa sea robada o se incendie, también es un suceso posible.

Tu dinero siempre estará más seguro en el banco, ya que una entidad (el banco) te ampara ante cualquier cosa que le pase a tu dinero.

Quiero decir, que si tu cuenta de banco la vacían, puedes iniciar una reclamación con la que tus probabilidades de recuperar tu dinero son altísimas.

En cambio, en tu casa, si tu dinero desaparece “por arte de magia”, probablemente no verás esos billetes nunca más.

¿Cuál es la cuenta de banco correcta para mi fondo?

Esto muchas veces, es de simple preferencia, por eso solo te dejo un par de recomendaciones.

Busca:

  • Sin penalizaciones por retiro temprano
  • Sin comisiones por retiro en cajero
  • Facilidad para mover dinero entre tus cuentas
  • Idealmente: sin manejo de cuenta

¿Por qué tener tanto dinero “parado” si puedo invertirlo?

Personalmente, me da una ansiedad tremenda saber que mi dinero se está devaluando en una cuenta corriente.

Y saber que podría invertirlo en lo que sea, sería mejor que tenerlo ahí “parado”.

Yo sufro de este mal y como no quiero que no te pase lo mismo, te comparto mi propio

método para invertir ese dinero.

DISCLAIMER: No quiero abrumarte con jerga que no entiendas, si no sabes nada de inversiones, siéntete libre de saltarte hasta “¿Cuándo debo utilizar mi fondo?”.
Y no te preocupes, que hasta ahora ya tienes lo importante sobre cómo empezar.

Mi método de inversión para el fondo de emergencias

Escogí tener una inversión con liquidez diaria, donde guardo 4 meses de mis gastos.

El mes extra (el 4to) es para los gastos del mes en curso, no para emergencias.

Corresponde a mi gasto presupuestado para este mes.

Y otra a 7 días donde guardo los 3 restantes.

¿En qué invierto?

La liquidez diaria la tengo en una inversión bancaria con renovación automática.

La de 7 días es un pagaré con renovación opcional.

1 y 5% respectivamente de rendimiento (aproximadamente).

Aunque no es un rendimiento espectacular, es estable y constante.

Es importante que si vas a invertir este dinero sea en instrumentos de deuda o algún pagaré para evitar a toda costa una minusvalía.

¿Por qué lo hago de esta manera?

Porque así tengo mejor rendimiento de mi dinero y sigo cubriendo la cantidad obligada para emergencias.

Si tuviera un aprieto donde debo pagar lo equivalente a 6 meses de mis gastos, mientras tenga 7 días para hacer ese pago, puedo resolverlo por mi cuenta.

De no tener ese tiempo, tengo la seguridad que en 7 días puedo liquidar algún préstamo que pueda haber adquirido.

Mi dinero trabaja mejor a largo plazo y yo mantengo la tranquilidad en una premura.

Además, calmo mi trastorno obsesivo compulsivo de saber que no tengo el dinero parado.

El mes extra es únicamente porque me gusta aprovechar e invertir cada centavo.

Y tengo tanta facilidad de manejo entre cuentas que puedo mezclar lo disponible con ambas inversiones.

Ahora regresando a lo básico.

¿Cuándo debo utilizar mi fondo para emergencias?

La respuesta puede parecer obvia: en una emergencia.

Pero más de una vez he visto que ante un aprieto, no sabemos si usar ese dinero o esperar a “una verdadera emergencia”.

¿Qué es considerado una emergencia?

Yo simplifico emergencia a un pago que tiene dos factores:

  • No lo tenía presupuestado
  • Lo tengo que pagar ahora o habrá una repercusión

Cuándo NO usarlo

No es dinero para invertir, ni para prestar, ni para “una oportunidad de negocio”, ni para aprovechar una oferta, ni para tus gastos corrientes del día a día.

Cuándo SÍ usarlo

Cuestiones de salud: accidentes, medicinas, consultas.

Hogar: reparaciones

Automóvil: reparaciones funcionales, percances.

Conclusión

Es muy importante hacernos de este fondo para evitar desviarnos de nuestros objetivos financieros.

Tener la cantidad adecuada y guardarlo en el lugar correcto es un factor de mucha ayuda a nuestra tranquilidad.

Identificar correctamente una emergencia nos podrá evitar el síndrome del “no me quiero gastar mi ahorro” ya que conocemos cuál es el fin de este fondo desde un principio.

Y a largo plazo nos será de mucha ayuda.

¿Tienes alguna experiencia de emergencia financiera que quieras compartir? Cuéntame en los comentarios.

Facebook Comments
Compartir esto: