Compartir esto:

En este post te mostraré cómo volverte una máquina de ideas, para que nunca te detengas por falta de ellas. Un ejercicio simple que podrás realizar en menos de 3 minutos.

Como creativo, emprendedor, empleado, jefe, empresario, y básicamente como persona, ocupas tener ideas en tu vida diaria, todo el tiempo.

Es muy común frustrarse cuando no nos llega la inspiración frente a la hoja en blanco.

¿Cómo solucionas la falta de inspiración cuando el trabajo urge?

Probablemente, el resultado final termine por no agradarte, pues tuviste que forzarte a pensar en algo bueno.

¿Cómo ser más creativo?

¿Cómo tener más ideas?

Te lo explico a continuación. Pero primero, pongamos un poco de contexto.

¿Qué es la creatividad?

Según Wikipedia, la creatividad es la capacidad de generar nuevas ideas, conceptos, y nuevas asociaciones de estos, que produzcan soluciones originales.

La creatividad es sinónimo del “pensamiento original” o el “pensamiento creativo”.

En resumen: la clave para ser más creativo es tener más ideas.

¿Cómo tener más ideas?

Si buscas la pregunta en google, te arrojará resultados tan variados que nunca terminarás de aplicar todos los consejos.

La mayoría son ejercicios mentales o para quitar el estrés:

  • Hacer brainstorming
  • Escribir diario
  • Hacer listas de sustantivos o verbos
  • Pintar / dibujar / colorear
  • Hacer actividades relajantes
  • Respirar conscientemente

Yo no he seguido ninguna de estas recomendaciones, pero me suena algo tedioso de hacer, sabiendo que conozco una técnica que no me toma más de 3 minutos diarios hacerla.

Hace un tiempo comencé a seguir un consejo que leí de mi autor favorito: James Altucher.

Quién es James Altucher

James Altucher

Además de autor bestseller, es trader profesional, capitalista de riesgo, gestor de fondos de cobertura, e inversionista ángel para empresas de Sillicon Valley.

Es un emprendedor que ha levantado más de 20 empresas, y es socio de muchas más.

¿Millonario?, ¿billonario? eso no lo sé, pero probablemente lo sea. El tipo es un genio.

No me extiendo más, sólo te diré que fue nombrado por Forbes como el hombre más interesante del mundo. (Y de eso me enteré mientras buscaba una foto de él con la cual ilustrar este post)

Las ideas como un músculo

Contrario a los consejos de google que ligan el concepto de creatividad con una falta de inspiración o lo equiparan con un bloqueo mental, Altucher define la creatividad como el músculo de las ideas.

Un músculo que hay que entrenar para que funcione.

Como cualquier otro músculo en nuestro cuerpo, si no lo usamos por un cierto tiempo, se atrofia.

Y como el hacer pesas: cuando levantas un poco más de lo que estás acostumbrado a cargar, te acostumbras a él y te vuelves más fuerte

¿Cómo entrenar el músculo de la creatividad?

Escribe todos los días 10 ideas sobre un tema en específico.

No importa cual sea, no tiene que relacionarse a tu trabajo.

El objetivo es simplemente cultivar nuestra creatividad.

Por ejemplo: 10 ideas de lo que puedo cenar hoy en la noche.

Comenzarás por lo más obvio, lo que siempre cenas. Hasta que llegas a un número en el que comienzas a preguntarte ¿Qué más?

Ese es el momento en el que tu músculo comienza a sudar y es cuando sabes que lo estás ejercitando.

El secreto está en que no tienen que ser buenas ideas.

Normalmente buscamos terminar nuestra lista con una cereza en un pastel y se nos ocurren muchas cosas pero nos decimos “eso no, otra cosa”

Escribe todo lo que venga a tu mente, incluso si consideras que es una idea terrible.

Si se te dificulta terminar tu lista de 10, hazla de 20.

Aunque suene ilógico, esto te ayudará.

Tendrás ideas que te parecerán ridículas, pero cuando las plasmes, vendrán muchas más a tu mente.

En lugar de “10 cosas que cenar hoy que suenen genial, preparadas rápido y con alimentos que ya tengo en el refri” estarás escribiendo simplemente “20 cosas que se comen”

El autor de “Liderando con preguntas” Bob Tiede, tiene un acercamiento mucho más práctico a las malas ideas.

Te comparto un fragmento de ese libro, específicamente del capítulo…

Que empiecen a fluir las ideas:

¿Alguna  vez  se  ha  quedado  su  equipo  estancado  en  una situación dudando cuáles son los mejores caminos a seguir?

¿Tiene usted preguntas de emergencia guardadas para sacarles de ese estado rápidamente?

Aquí las tiene:

“¿Cómo podemos hacerlo (lo que su equipo tenga que hacer) de una manera que el fracaso esté garantizado?

Tu equipo no solo comenzará a contestar – sino que también disfrutarán de este gracioso ejercicio.–

Después de que hayan completado una lista sólida de cómo garantizar el fracaso, pregunte punto por punto:

“¿Qué necesitamos hacer entonces para garantizar el éxito?”

Por ejemplo, su equipo añade a la lista: “No hacer llamadas de  seguimiento,” como  una de  las  cosas  que  garantiza el  fracaso.

Y  usted  pregunta:  “Si  no  hacer  llamadas  de seguimiento garantiza el fracaso, ¿qué tenemos que hacer para garantizar el éxito?”

Tener malas ideas ya no suena tan descabellado, ¿verdad?

creatividad

Por qué funciona el método

No hay mucha ciencia al decir que si practicas el ejercicio, te acostumbrarás y cada vez lo harás con mayor facilidad.

James Altucher escribe todo el tiempo sobre los negocios en los que invierte, las tendencias de sus inversiones, los libros que lee, las personas que conoce y un sin fin de cosas más.

Entre ellas, escribe sobre sus hábitos diarios, y ejercitar la creatividad es uno de ellos.

Yo no te puedo decir si en verdad se ejercita diario o en qué medida sus logros son resultado de este método, pero sí te puedo hablar desde mi experiencia.

Cómo me ha funcionado ejercitar la creatividad

Utilizo personalmente este sistema y por eso te lo recomiendo. En verdad funciona.

Mis listas son siempre de 20 ideas.

Encuentro que tengo la cabeza llena de malas ideas, pero estas no se van hasta que las escribo.

Casi puedo sentir el músculo sudar cuando me ejercito.

Después de unas semanas de hacerlo diario, las ideas llegan sin que las busques.

De repente se prenden como un foco encima de ti.

Lo mejor es que te quitas el filtro de “no la uso porque eso es muy tonto”.

De alguna manera te das permiso de tener malas ideas porque sabes que al sacarlas vendrán más y probablemente sean mejores.

No te puedo decir que yo misma sea una máquina de ideas.

Según la super guía de James, te toma 6 meses de ejercicio diario para volverte una máquina.

Lo hice por un par de meses, me tome tan en serio el término de “ejercicio” que comencé a hacerlo mientras estoy en el gimnasio (algo que ya hago diario).

Y tal cual, cuando dejas de hacerlo pierdes el ritmo y hay que volver a empezar. Aunque una vez fuerte, es mucho más fácil llegar al punto máximo que habías alcanzado antes.

Este método, me dio un acercamiento diferente a la creatividad.

Ya no pienso en encontrar la idea perfecta, solo tengo un montón de ellas y le doy seguimiento a las que me parecen buenas.

Si en verdad son buenas o no, sólo el tiempo lo dirá.

De momento, siento mucha más confianza de sentarme frente a una hoja en blanco o comenzar a calificar mi material de edición.

Aún no soy una máquina, pero me intriga el saber a dónde puedo llegar si continuo con la práctica.

Cómo volverte una máquina de ideas

Ejercita diario.

Combina tus listas.

Reinventa lo que ya has hecho.

Haz una lista de cómo ejecutar las ideas que tengas.

Piensa en nuevos temas para desarrollar.

Crea. Crea. Y luego crea un poco más.

Conclusión

La creatividad no es un bloqueo mental que te puedas quitar saliendo a respirar aire puro.

Desarrolla tu músculo de la creatividad. Ejercítate todos los días.

Si tienes 10 ideas diarias, en un año tendrás 3 mil 650 de ellas.

¿Cuántas serán buenas? No lo sabemos.

Aún si fuera una entre mil, compáralo con cuántas buenas ideas has tenido este año.

“La práctica no hace la perfección, hace la permanencia. Cuando una ola gigante de ideas venga a ti, sólo necesitarás un pequeño vaso de agua para calmar tu sed”

-James Altucher

Si sabes inglés, puedes leer la guía completa de James para volverte una máquina de ideas aquí.

Pon en práctica este método y cuéntame en los comentarios cómo te fue.

Facebook Comments

Post Relacionados

Compartir esto: