Compartir esto:

Si estás pensando dejar tu empleo, aquí te dejo 5 consideraciones que debes tener antes de renunciar para emprender. ¿Estás listo para hacerlo?

Cualquiera que sea la razón por la que estás decidiendo si dejar tu trabajo, ya sea, para emprender como freelance, o abrir tu propio negocio, necesitas de un plan previo para no morderte las uñas luego.

La realidad es que emprender requiere de más organización que de valentía.

Financieramente hablando necesitas estar blindado para poder afrontar cualquier situación que pueda suceder cuando des el salto de empleado a emprendedor.

Como ya te he contado antes en mi historia, yo misma pasé mucho tiempo siendo freelance y empleada al mismo tiempo. Por eso, los consejos que te doy vienen desde mi experiencia.

Estas son las 5 consideraciones que debes tener antes de renunciar, si quieres tener éxito en tu emprendimiento.

fondo de supervivencia, ahorro para emergencias, seguro, plan de desarrollo

1) Fondo de supervivencia

Se llama así porque te permitirá sobrevivir sin un sueldo por un determinado tiempo.

Lo ideal es que tengas el dinero suficiente para vivir sin la urgencia de necesitar un trabajo por unos 3 ó 6 meses.

O sea, tener la suma de 6 meses de tu gasto mensual promedio.

Esto te permitirá tener tiempo de ver los primeros resultados en tu negocio y poder tomar una decisión inteligente en base a ellos.

Es decir, en caso de que necesites recuperar tu última fuente de ingresos (tu empleo) tendrás espacio para buscar algo.

Si has decidido dedicarte por completo a freelancear, tienes una ventaja contra los que han decidido emprender un negocio físico, pues la inversión es —por mucho— más pequeña.

Pero no por ello, elimines este paso de tu checklist antes de renunciar.

Tener un fondo de supervivencia te quitará el estrés de necesitar ver resultados pronto en tu negocio. Todo lleva su tiempo y debes darle el suyo a tu proyecto.

2) Ahorro para emergencias

No hay que confundir el fondo de supervivencia con el de emergencias. Aunque el principio es el mismo, la finalidad es diferente.

Igual que con el primero, la idea es tener un ahorro de 3 meses de tu sueldo, aproximadamente.

Es importante separarlos ya que este fondo en especial, no debe tocarse a menos que —como su nombre lo dice— sea una emergencia.

A veces, damos por sentado que no nos pasará nada malo, o simplemente confiamos en ello.

Pero una emergencia puede ser desde una enfermedad hasta que se te descomponga el coche o explote tu boiler.

Es justo eso, situaciones inesperadas en las que tenemos que cubrir los costos en ese mismo momento y muchas veces no son cantidades pequeñas.

Si tu fondo de emergencia fuera inexistente, tendrías que tomar ese dinero del fondo de superviviencia y eso te quitaría uno o varios meses de tranquilidad.

 

3) Seguro

Este va ligado directamente con el último punto. Un seguro te respalda con alguna eventualidad que pudiera surgir.

Ya sea si hablamos de un seguro médico, de auto o cualquier tipo, es una forma de blindar nuestra tranquilidad.

Tener un seguro no nos permite darnos el lujo de prescindir de un fondo de emergencia, aclaro.

Ya que el deducible y otros gastos son lo que debería de cubrir nuestro segundo fondo.

Un seguro nos ayuda con orientación en un aprieto y absorbe en su mayoría los gastos en los que podamos incurrir.

 

4) Inversión al negocio

Como lo mencioné antes, la diferencia de inversión de freelance a emprendedor es muy grande, aunque en esta entrada del blog no profundizaré en las diferencias.

Lo que es cierto es que debemos contar con cierta cantidad para poder invertir en el negocio y tener mejores resultados.

El dinero nunca es indispensable, podemos resolver cualquier situación sin él, pero esto nos llevará tiempo.

Así que pon en una balanza cuánto tiempo estás dispuesto a invertir para ahorrar dinero y cuánto efectivo piensas invertir para optimizar tu tiempo.

5) Plan de desarrollo

La organización es la clave para el emprendimiento. Te pongo un ejemplo:

Si sabes que tienes que ir a un lugar y sales de tu casa sin una ruta establecida, seguramente llegarás más tarde por tener que detenerte a averiguar hacia dónde ir, o simplemente te perderás.

Lo mismo ocurre cuando iniciamos un proyecto sin un plan desarrollado. Nos perderemos entre las mil cosas que queremos hacer e iremos corriendo como pollo sin cabeza en ninguna dirección.

El alimentar estos tres fondos ya son parte de tu plan de acción, así que vas por buen camino.

Plantéate fechas y metas que puedas desglosar de tu gran proyecto para que puedas calificar si tu negocio va progresando, y de paso, motivarte por lo que vas alcanzando.

Estima la fecha en la que comenzarás a ver un retorno de tu inversión para que en base a ello puedas saber si tu fondos son suficientes para poder sostenerte.

El plan es personal, y cada quién sabrá las especificaciones que necesita su proyecto. Pero es importante sentarse a armar un esquema antes de pasar a la acción.

Conclusión

No quiero que te vayas con la idea que lo único que necesitas para renunciar es ahorrar.

La idea es que para tener éxito después de presentar tu renuncia es necesario un plan de acción.

Y en este plan no puedes dejar fuera las finanzas.

Muchos emprenden por satisfacción personal más que por una situación económica.

Por ello, no debes dejar que la falta de dinero ponga piedras en el camino de tu realización emocional.

Las cantidades que tengas en tus fondos dependen únicamente de tus propias consideraciones.

Los 3 a 6 meses no están escritos en piedra, pero sí considera fechas realistas y deja un colchón para imprevistos.

Yo dejé mi empleo tras armar un plan como este, pero sin tener en cuenta el seguro médico:

Un mes después de renunciar, me fisuré un brazo en nochebuena sin un doctor al que pudiera acudir.

Varias fisioterapias después y muchas semanas antes de mi plan de supervivencia, te escribo estos consejos para que tú puedas dejar tu trabajo con seguridad.

Tener unas finanzas sanas es la base no sólo para tener éxito como emprendedor, sino como empleado y como persona en general, también.

Si no sabes cuánto es tu gasto mensual promedio no sabrás cuánto meter en cada uno de estos fondos.

Si es tu caso, checa este tutorial donde te enseño cómo identificar tus gastos y hacer un balance de ingresos.

Comienza este plan y cuéntame tus resultados.

Facebook Comments
Compartir esto: